El meditador del tiempo

El meditador del tiempo

Antonio Soto Alcón
EL MEDITADOR DEL TIEMPO
Colección: Graffiti

ISBN: 978-84-948230-2-2

134 págs. 199 grs. 13,5 x 21,5 cm.
Encuadernación: rústica con solapas
C/IVA  14 € / S/IVA  13,46€

 

 

ANTONIO SOTO ALCÓN, nace en Librilla (Murcia) en 1952. Poeta y pintor.

Ha participado en diferentes grupos, revistas y antologías, tanto en narrativa como en poesía. A lo largo de su trayec­toria ha recibido numerosos premios literarios: III Premio de poesía “Miguel de Cervantes” Armilla (Granada), con el libro En aquellas islas del alma, 1998. Mención de Honor “Premio Interna­cional Antonio Machado” Colliure (Francia) con el libro: Desde mi venta­na, 1999. X Premio de Poesía Ciudad de las Palmas de Gran Canaria, con el libro: El libro de los espejos, 2002. II Pre­mio de poesía “Dionisia García” Uni­versidad de Murcia, con el libro: Todas las mañanas se asoma un ángel a mi ventana, 2002. XXI Premio de poesía “Antonio Machado” Ayuntamiento de Sevilla, con el libro: También en prima­vera mueren los cisnes, 2002. Ha publi­cado: Lolitas, 1999. Todas las mañanas se asoma un ángel a mi ventana, 2002. El libro de los espejos, 2003. El origen del mundo, Antología, 2004. También en primavera mueren los cisnes, 2004. Pu­bis Púber, 2011 Pictografía. La sombra de Arthur, 2015.

 

EL MEDITADOR DEL TIEMPO es un libro variado en cuanto a sus temas, pero íntegro, compacto en cuanto a su estilo y tonalidad, que es, en el fondo, lo que siempre cuenta. Por lo que conserva esa unidad interna que todo buen libro debe mantener intacta de principio a fin. La muerte, junto con el amor, en todas sus variedades, incluida la más frívola y sinvergonzona, que es marca de la casa, es el asunto dominante en estas exquisi­tas páginas. No pasan inadvertidos esos epitafios que incorpora —sean auténti­cos o inventados, qué más da—, porque nos recuerdan a aquellos otros, ya casi olvidados, recogidos por Ramón Gómez de la Serna en su libro Los muertos, las muertas y otras fantasmagorías. Sólo que Antonio ya pertenece al siglo XXI y ha visto, como el replicante de Blade Runner, arder naves más allá de Orión.

José Belmonte