Frente a mí

Frente a mí

Frente-a-mí

 

J. Gustavo Catalán
FRENTE A MI, Diario de la tormenta
Colección: Narrativa

ISBN: 978-84-942105-0-1
140 págs. 215 grs. 14 x 22 cm.
C/IVA 14 €      S/IVA 13,46€

J. GUSTAVO CATALÁN doctor en medicina, oncólogo y escritor, nació en Ordizia —a la sazón Villafranca de Oria—, Guipúzcoa, en 1946. Es autor o coautor de un centenar largo de artículos profesionales y ocho libros sobre distintos aspectos de su especialidad, becado por trabajos de investigación, miembro de sociedades científicas internacionales, de comités editoriales en revistas médicas…, pero también atesora una vocación literaria gestada en su relación como médico de tantas gentes y macerada en ese espíritu observador, analítico e irónico que lo caracteriza.

Laboriosamente, con regularidad, nos va regalando por entregas una prosa de riqueza infrecuente. Por sus artículos semanales, publicados desde hace quince años en Diario de Mallorca, desfilan vivencias, sentimientos, viajes y anécdotas; personas, personillas y personajes… Y, siempre, una visión comprometida de sí mismo y de los tiempos que vivimos. Entre sus libros de relatos, los primeros de su recorrido literario, De una cierta desmesura (1993), Mi Giovanna por tres horas (1997) y otros en volúmenes colectivos. Más tarde, ya en el terreno mayor de la novela, No habrá quien nos pueda separá más nunca (2000) y, en esta misma Editorial, La fosa común (2001) o Tiempo de despedidas (2006).

 

FRENTE A MÍ DIARIO DE LA TORMENTA narra la vivencia personal, como médico oncólogo y a un tiempo enfermo aquejado de cáncer. Su experiencia profesional, calidad humana y la probada capacidad para convertir el pensamiento en literatura, nos sumergen en un relato intenso sobre la enfermedad y sobre la vida misma, en el que todos nos podemos reconocer de algún modo.

J. Gustavo Catalán convirtió su enfermedad en ejercicio de rigor analítico: hipótesis, deducciones… Pero también en un empeño soterrado y doloroso de exploración de su memoria, de sus afectos, de su conciencia. Tomó notas y conservó del largo y duro trance cuanto puede salvarse del naufragio: Relatar es hoy, para mí, disponer de un lóbulo occipital donde sujetar el temor y apartarlo.

FRENTE A MÍ, diario de la tormenta es un dietario, en fin, que nos lleva, fascinados por esa nube sombría que planea por sus páginas, junto a quien va explorando durante meses esos momentos esenciales que nos igualan.