Puentes de Mimbre

Puentes de Mimbre

9788494665219

María Ángeles Maeso

PUENTES DE MIMBRE
Colección: Rama Dorada – poesía

ISBN: 978-84-946652-1-9
74 págs.100 grs. 13,5 x 21,5 cm.
Encuadernación: rústica con solapas
C/IVA 12€ / S/IVA 11,54 €

MARÍA ÁNGELES MAESO (Valdanzo, Soria, 1955) Licenciada en Filología Hispánica. En diferentes etapas: Profesora de Lengua y Literatura y de Talleres de creación literaria; coordinadora de programas socioculturales en campos de marginación social; miembro de equipos editoriales para la elaboración de guías didácticas. Ha colaborado con el Instituto Cervantes, Radio Circulo de Bellas Artes y otros medios como Turia, Reseña, Diagonal, Artes hoy… En abril de 2011 fue poeta invitada por la Universidad George Mason de Washington. Su poesía forma parte de numerosas antologías y poemas suyos han sido traducidos al inglés, portugués y esperanto. Autora de siete poemarios: Sin Regreso (Premio de Poesía Jorge Manrique, 1990, Ed. Obra Cultural de Caja España, Palencia. 1991) Trazado de la Periferia (Ed. Vitruvio, Madrid, 1996); El bebedor de los arroyos (Ed. Huerga y Fierro, Madrid, 2000); Vamos, Vemos (Premio de Poesía Homenaje a León Felipe, Ed. Celya, Salamanca, 2003; 2ª ed, Lastrura, 2014); Basura Mundi (Ed. Huerga y Fierro, Madrid, 2008); ¿Quién crees que eres yo? (Ed. Huerga y Fierro, Madrid, 2012); Huy, qué miedo, (infantil, Amargord, 2016). En narrativa, ha publicado La voz de la Sirena (Premio de cuentos “Teresa León”, Ed. Villalar, 1987), Perro (Huerga y Fierro, 2004) y Los condes del No y No (infantil, Mare Nostrum, 2006).

PUENTES DE MIMBRE. En este libro hay un reloj aturdido que se estremece a deshora y palpita en sobresalto. Es el tic-tac constante con el que atravesamos el día, andando por un suelo minado de decretos que nos dejan sin aliento. Cada uno de estos poemas imlica una reacción material de un acuerpo acosado hasta el desvelo con su marca del mordisco. Cada poema es un acto de resistencia entre las palabras de piedra que se retuercen y ahogan algo más que el sentido. Cada poema fija y da cuenta de ese instante de verdad y pavor que se levanta sin mirar la hora.